viernes, 21 de septiembre de 2012

Hey, bienvenido :)

Hay que ver cómo nos gusta una pared blanquita al señor Otero y a una servidora...Y ésta en particular necesitaba un mensajito de bienvenida. Porque cuando una casa es centro habitual de reuniones alegres y festivas y de celebraciones varias, lo necesita.

Había ganas de jugar con letritas, de meterle pincel a la pared y de echarnos unas risas.

Conseguido.










2 comentarios: